tres palabras

Pasan los años y no me siento más adulta, sólo más y más pequeña. No sé la razón, pero encojo con cada aniversario. Apenas si llego a la mesa, de puntillas y aferrándome con las manos al mantel, para así alcanzar con mi vista ansiosa las velas encendidas. Ya son unas cuantas. Veintisiete, escrito todo junto y […]