Vueltas

Tres mudanzas en un año deben significar algo. Necesito asentarme, respirar pausado y puede que hasta mirarme el ombligo un rato largo a ver si a fuerza de fijarme en mi misma vuelvo a mi ser.  Justo cuando migré el blog de su anterior ubicacion hablaba de escribir cuando estuviese asentada. Creo ahora que es […]

Mala sorte

E por primeira vez desde que souben que aínda respiraba e seguía vivo sei o que é sentir medo a non estalo Interrompido na mellor escea cando estaba soñando un soño dérmico de paixón e beleza cunha serea distancia literaria e sabia Só ela podía ser tan inoportuna groseira inculta e pouco delicada chamándome despois […]

Días

Hay días como el de hoy en que el viento huracanado me deja rendida y a su merced. Son jornadas en que me convierto en una niña pequeña, torpe y despeinada, chocando con los muebles y enredada en la palabrería con que me protejo de mi misma. Nacen entonces aquellas mañanas decididas e independientes en que olvido como eran tus ojos, me visto y recorro las calles […]

Nueva era

Rodó por la mejilla hasta dibujar el óvalo de la cara, acelerándose en caída libre hacia el cuello y hasta perderse en el valle de mis clavículas. Sorprendida, busqué con los dedos a través de mi cuerpo para descubrir que erán lágrimas lo que me estaba inundando. Ha pasado una noche entera, con la cabeza […]

organización

Está todo clasificado. Estuches dentro de cajones al fondo de algún armario de puerta corredera, bolsillos de doble forro, carteras de cierres estropeados, bolsos sin cremalleras, agendas de páginas arrancadas, apuntes grapados, clips retorcidos y algún que otro cigarrillo en la guantera del coche. Está todo organizado. Citas para todo el mes, teléfonos de padres, […]

Pólvora mojada

Cuando el ruido fuera lo suficientemente fuerte llegaría un momento en que el sonido nos atravesaría el cuerpo. La pólvora estallaría en el estómago, los fuegos de artificio inundando la cabeza y todo aquel humo colándose bajo la piel revolviéndome las entrañas. Ese aturdimiento, que era el mismo que me provocabas entonces, no me importaba tanto, a pesar de mi miedo atávico a los petardos y sobresaltos. El […]