cinco

A veces cerca y otras (como ahora) más lejos, pero desde hace cinco años orbitando, merodeando, paseando, escribiendo y desmadejándome por estas páginas. Y releyéndolas estos días, me sorprendo orgullosa. Me gusta, lo que supongo que significa que también yo misma me gusto. Van siendo horas de retomarlo con ganas. Van siendo horas.

tres palabras

Pasan los años y no me siento más adulta, sólo más y más pequeña. No sé la razón, pero encojo con cada aniversario. Apenas si llego a la mesa, de puntillas y aferrándome con las manos al mantel, para así alcanzar con mi vista ansiosa las velas encendidas. Ya son unas cuantas. Veintisiete, escrito todo junto y […]

veintiséis

Yo nunca pensé ser así. Cuando era cría lo tenía todo planeado. En mi cuaderno secreto lo dejé bien especificado punto por punto. Quizá los diarios íntimos deberían desaparecer por combustión espontánea con el paso de los años. Sería más inteligente ir arrancando cada página escrita y con ella hacer barcos de papel, pajaritas o […]

ceguera de las nieves

oftalmia de las nieves- s. f. Pérdida de la visión o conjuntivitis temporal a causa de la exposición al sol o la reverberación del mismo en las nieves de alta montaña. Montipedia. Glosario de montaña Y como estoy por estos lares nevados, pues se me olvida todo, y ya tiene este blog dos años, ¡dos! […]

manifiesto de una polilla

Revoloteo; voy haciendo cosas sin pensar, varío mi trayectoria cada cierto tiempo, aunque destino y origen sigan siendo los mismos. Probando, confundiendo la dirección, peleada con los mapas que se resisten a ser doblados, los gps que hablan de intersecciones inexistentes y las señales de tráfico contradictorias. Errática; porque hay veces en que creo estar […]

Menciones por mi cumpleaños a algunos que lo merecen

– Al grupo médico que auguró que no superaría la semana de vida; a esas enfermeras que me miraban e incluso se permitían apostar. También al pediatra especialista que confundía lunares con tumores y una lesión ósea con una interna… – A mi abuelo que ese mismo día me compró una muñeca de trapo, la […]