congelación

Tengo frío. Mis dedos helados y torpes no me permiten hacer casi nada por las mañanas. Estoy harta de estas piernas depiladas que sólo visten calcetines de lana y de todas las dietas hipocalóricas que desaconsejan endulzarse el desayuno pero me obligan a amargarme las meriendas. Todas menos una, esa prometida en la que deberías aparecer tú para invitarme a […]

víscera de cristal

Enamorarse es una enfermedad. Es un desbarajuste. La incoherencia que te reúne con alguien, casi siempre ni muy alto, ni demasiado delgado que entre otros asaltos, te acosa con la respiración vía telefónica a extrañas horas. Ese alguien nunca te convendrá. Es incómodo y nada idealista. Llama a las cosas por su nombre. A la […]