víscera de cristal

Enamorarse es una enfermedad. Es un desbarajuste. La incoherencia que te reúne con alguien, casi siempre ni muy alto, ni demasiado delgado que entre otros asaltos, te acosa con la respiración vía telefónica a extrañas horas. Ese alguien nunca te convendrá. Es incómodo y nada idealista. Llama a las cosas por su nombre. A la […]

horizonte

O sonho é ver as formas invisíveis Da distância imprecisa, e, com sensíveis Movimentos da esp’rança e da vontade, Buscar na linha fria do horizonte A árvore, a praia, a flor, a ave, a fonte: Os beijos merecidos da Verdade. Fernando Pessoa Poco a poco desperezarse, sacudir la arena de nuestros pies, recuperar el control […]

a mano armada

Supón que me presento cualquier día en tu casa. Que digo: “Hasta aquí hemos llegado” que cierro las ventanas, apago las cortinas, los libros, los periódicos. Supón que me presento cuando menos lo esperas. Ya puedo disfrutar tu mirada de asombro, el lecho abandonado, los sentidos alerta. Supón que te desnudo con besos y sonrisas, […]

entre la página 262 y la 263, un papel

No me des tregua, no me perdones nunca. Hostígame en la sangre, que cada cosa cruel sea tú que vuelves. ¡No me dejes dormir, no me des paz! Entonces ganaré mi reino, naceré lentamente. No me pierdas como una música fácil, no seas caricia ni guante; tállame como un sílex, desespérame. Guarda tu amor humano, […]

verme canteiro*

Colóuselle un verme no corpo. Está a deixalo baleiro, Cheo de buracos, Baixo unha néboa de esquecemento. Esvaeceron os retratos de familia. E xa non recorda, Se nos pertencían tódalas noites, Ou só alugaramos meteoros e grilos de verán. Un verme acabou cos pretéritos perfectos. E agora, corpo ingrávido, Lene muxica, Afástase das luminarias dos […]

descartes de poesía: Colilla

Cabicha (colilla) Mira o que acadaches cun só cigarro. Desángrome polos buratos das miñas sabas. E namentres, coas mans culpables, Apestas a contos e nicotina. Este é o inverno das relacións mortas, O dos cinceiros que esqueciches limpar. Unha enchente de falsedade Asolaga os nosos bicos, Cada mesquiña verba, E as miles de cinzas Que […]

tormenta de versos

– tengo que escribir poesía. – ¿y cómo vas? – He decidido hacerlo por fases. Todo siguiendo un cierto orden. Primero he buscado el título, que según las instrucciones tiene que servir de metáfora de todo lo demás. – ¿qué título tienes? – tengo dos, alternativos ¿te los digo? – venga, suelta. – Primero, “vermes […]

versos en technicolor

Las cosas a veces están por ponerse en escala de grises, en tonos cenizos; pero no se lo voy a permitir. Éste es el antídoto perfecto. 36 dosis para elegir. Y por si no parecen motivos suficientes, entonces releo lo que me llegó por correo. Unas líneas que me estaba reservando, egoísta de mi, para […]