pasar página

En el minuto uno tú caminabas por una calle repleta de transeúntes en dirección contraria, una marea de carpetas de la universidad, niñas pintadas como muñecas, hombres con chaquetas de botones mal cosidos y gente que espera mientras se fume el último elixyr, a 1,50 la cajetilla. Entonces llegó la esquina de Santiago de Chile […]