juego de cama nº 2

Amanecía muchas veces de espaldas a ti, alejada de tu cuerpo y con esa extraña sensación de tenerte a kilómetros de distancia. Entonces, buscaba con mi pie a través de las sábanas, explorando el terreno frío de la ropa de cama revuelta, tanteando el calor creciente que supone acercarse a casa. A veces tropezaba con tu pie, con una rodilla o muslo, y como si de un resorte se tratase, retrocedía hasta volverme a recoger en mi pedazo de colchón para seguir durmiendo, ahora ya convencida de tenerte no muy lejos.

Anuncios

8 pensamientos en “juego de cama nº 2

  1. Lo que yo te diga, cada vez más Allende…y pistacho se lo pierde…porque claro el tocará un muslo,pero seguro que es el del padre jajaja (risa malvada)

  2. Despierta!!!!
    Conéctate y háblame! Venga, escribe historias bonitas, que “teño moito tempo de lecer”, y a ti te sirve para desarrollar tu vena creativa, lo hago por ti!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s