receta para quererte

El truco es sencillo. Deja de pensar y actúa. Abandona todos los andamiajes de planes. Improvisa. Sonríe. Olvida los defectos y las taras, que las tienes, pero son menos de las que imaginas. Recupera tus virtudes y sácales brillo.

Hazte visible. Compra un vestido rojo y no lo guardes en el armario. Ni se te ocurra cambiarlo, adecentarlo o transformarlo en otra cosa. Maquíllate cuando no te apetezca, compra caramelos con azúcar de verdad y no te permitas sentirte culpable. Ve de tiendas, pasea entre las perchas y elige una, la más hortera, la menos discreta.

Pruébatela.

Atrévete, mírate en el espejo hasta que no te reconozcas o precisamente lo contrario, hasta que encuentres a esa extraña que resultas ser para ti misma.

 

Anuncios

2 pensamientos en “receta para quererte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s