sobre los jíbaros, la falta de inspiración, la vagancia y mis 500 posts

He sido víctima de un psicópata reductor de cabezas.

En principio no me pareció grave; sólo sentía una cierta presión porque el cerebro es muy suyo y no se deja achicar ni doblar más de lo que ya está de por sí, que es mucho. El caso es que no le di importancia, mejor, menos problemas con los jerseys de cuello vuelto y menos pelo que lavar, cortar y peinar con el dichoso secador.

Han pasado las semanas y aunque reconozco que es muy cómodo tener la cabeza del tamaño de una pelota de tenis, la cosa empieza a ser un tanto preocupante. Durante los primeros días me faltaron algunas palabras, olvidos sin importancia, la imposibilidad de llamar a los lápices lápices y a las naranjas naranjas.

Ahora es diferente, terrible. Está mi cráneo reducido a la mínima expresión y calculo, lo poco que me permite mi exigua cabeza, que mi cerebro es ya sólo del calibre de un albaricoque de los pequeños.

Eso tiene dramáticas consecuencias y es que, por un lado, me cuesta cada vez más razonar de un modo coherente; me veo incapaz de sumar o restar, leo y escribo con lentitud de jardín de infantes y además este engorroso asunto de la memoria me trae por la calle de la amargura.

Lo que me ocurre es que los recuerdos se han ido comprimiendo y, por alguna causa que no acabo de comprender, parecen haberse mezclado unos con los otros. Todo esto lo supongo porque revisando la propia existencia encuentro que todo es de lo más surrealista y falto de sentido, ya que, como es evidente, no me acuerdo de lo que ahora está olvidado.

Yo sé que tengo todo ahí, metido dentro de mí, formando una masa cada vez más compacta y más gris, comprimiéndose y fundiéndose el día de mi comunión con el del diluvio, mis amigos con los vecinos ciegos y la familia con algunas fotografías de perros pastores.

Es algo ingenuo y complicado, pero tengo la absurda esperanza de que si encontrase el jíbaro cruel que me dejó así la cabeza podría pedirle que me la agrande de nuevo, aunque, como ya me han advertido muchas personas que ya no recuerdo del todo, una vez que se estropean las cosas jamás vuelven a ser como eran.


PD: Acabo de darme cuenta de que este es mi post 500, así que con más razón prometo que poco a poco recuperará fuelle mi cabeza y espero volver a usarla como se debe, para escribir y publicar y evitar que se me quede yerma esta casa, ¡que le estaban saliendo hasta hierbajos por las esquinas!

Ya está bien de tanta vida de perro pachón…

Anuncios

6 pensamientos en “sobre los jíbaros, la falta de inspiración, la vagancia y mis 500 posts

  1. en casos así, tengo entendido que hay dos posibles variantes: que tu cabeza se convierta en una supernova o que se forme un agujero negro.
    no dejes de escribir, coñe.
    ah, y felicidades por los 500. Aunque la cantidad es lo de menos… 😉
    bicos

  2. debe ser la primavera porque a mi no se me ocurre mucho tampoco, eso si, pensar no dejo de hacerlo pero a la hora de plasmarlo los dedos no me responden. Besos

  3. Me parece que despues de hoy queda claro que yerma no estás. Lo único que te (nos) hace falta son unas vacaciones en el mediterráneo para que se nos aireen las ideas…

  4. Que las cosas, incluyendo las cabezas menguantes, no vuelvan a ser las mismas no tiene porque significar que seran peores. Felicidades por esos 500, que se dice pronto…

  5. globos- te voy a mandar unas semillitas que tengo aquí en un sobre, a ver si nos germina algo… 🙂

    carpe- no, sí yerma no, pero a ver si doy peras y yo necesitaba fresas o algo así…

    murakami- peores no, pero ¿tú sabes la de sombreros que tendré que hacerme encoger?

    bicos repartidos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s