revival navideño

Que por lo visto el recuerdo depende del contexto, de sabores ácidos y de olores sonrosados, de una magdalena oportuna, de un flequillo mal cortado y del tacto gomoso de un caballo de juguete. Y que ahí se ocultan pequeños post-it mentales que nos chivan escenas de amor o crónicas de batallas de miga de pan blanco. Es en los adornos navideños hechos a mano, en las manchas de pegamento que pueblan las estrellas y en los ovillos de espumillón raído donde anidan los años pasados, las Navidades de las de antes.
Antes, ese lugar lejano que nunca nos gusto cuando lo llamabamos “ahora”, pero que visto desde lejos brilla más que las luces coloristas del árbol.

El caso es no estar nunca satisfechos del todo, siempre forzadamente melancólicos…

* Y entre mis temas sobre memoria humana y procesos de recuperación de información, esto:

Y sé muy bien que no estarás.
No estarás en la calle,
en el murmullo que brota de la noche
de los postes de alumbrado,
ni en el gesto de elegir el menú,
ni en la sonrisa que alivia los completos en los subtes
ni en los libros prestados,
ni en el hasta mañana.

(…)

Y me pararé en la esquina
a la que no vendrás
y diré las cosas que sé decir
y comeré las cosas que sé comer
y soñaré los sueños que se sueñan.

Y sé muy bien que no estarás.

Julio Cortázar
Anuncios

4 pensamientos en “revival navideño

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s