Cuando estés triste cuenta chimeneas

Alguien que sufrió depresión me dijo una vez que su terapeuta le había animado a ir contando chimeneas por la calle cuando se sintiese mal, ya que así aumentaría la cantidad de luz que entraba a través de sus ojos. Puse aquella sugerencia en una tarjeta que después distribuí en barrios de clase obrera de las afueras de Bristol.

Traducción libre de la tarjeta:

Si estás triste deberías probar a contar chimeneas.
Tus ojos tienen receptores fotosensibles especializados que envían sus impresiones sobre los niveles de luz a una glándula de tu cerebro llamada glándula pineal.
En la oscuridad la glándula pineal produce melatonina, una hormona que causa somnolencia. La luz del día inhibe su secrección.
Elevando tu campo de visión a la altura de las chimeneas tu cuerpo será capaz de mejorar tu humor.

El truco ya lo conocía, pero la tarjeta tal y como la ha hecho Alex Ostrowsky y todo lo demás que aparece en su página, simplemente, ¡me encanta!

Anuncios

10 pensamientos en “Cuando estés triste cuenta chimeneas

  1. Por suerte, por lo que veo yo no puedo darme el “lujo” de estar triste nunca. Vivo en la playa en Miami. Difícilmente, por no decir imposible, encontraría una chimenea acá. Así que lo mejor será no deprimirme.
    En todo caso, gracias. Podría ser una buena fórmula si alguna vez me vence la tristeza, entretenerme tratando de encontrar chimeneas en Miami. Besos.

  2. murron- cómo me dijo un amigo poco (o nada) optimista y con mucho humor negro, puedes contar suicidas que se tiren desde los pisos altos por las ventanas.

    cocano- por si acaso, nunca viene mal subir el ánimo…

    madeleine- mujer.. la idea de contar chimeneas es porque en Bristol y en todo Reino Unido, el sol, lo que viene siendo el sol no brilla demasiado y para encontrar algo de luz hay que apuntar alto nuestros ojos. Tú en una playa de Miami.. igual es mejor que bajes la vista no sea que te exaltes demasiado 🙂

    bicos

  3. Difiero… mirar hacia el suelo me ha aportado alguna que otra satisfacción encontrar algun que otro euro por ejemplo, esquivar piedras (y otras cosas que no son piedras). O acaso mirar chimeneas te da el subidón ese de cuando encuentras un euro y dices… Soy un euro mas rica!!! (o menos pobre). 😛

    Pero lo tendre en cuenta, a falta de chimenas mirare antenas.

  4. (Voy leyendo en plan cangrejo, y así comento)
    Esto de los blogs… digo que siempre tienen vida propia. Me ha dejado lo mejor para el final Para irme a la camita pensando a quien le voy a regalar una tarjeta así, con chimeneas y un sol. Y sabiendo que puedo contar chimeneas con otros muchos, y sentirme animado cuando no lo esté.
    Ánimo para ti.
    Un besote y gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s