delfines moribundos

Puede que no lo recuerdes, pero hace un año hablábamos de delfines.

Me explicabas que hay animales que, contra natura, se dejan morir y al mismo tiempo otros se empeñan en multiplicarse exponencialmente.
Son esos otros, aquellos imaginarios, los que se nos aparecen en tardes de cafeteras de “tempo lento” y manzanas golden, los que plasmamos frenéticamente en folios y teclados antes de que desaparezcan sus estelas plateadas con la llegada de otra idea cuasi-genial a nuestra cabeza.
Ibas por las treinta páginas, “y aumentando”, me decías, y yo sonreía con todos mis dientes, ilusionada como sólo lo estoy al empezar un nuevo párrafo de Cortázar o cuando encuentro la palabra perdida que mis labios estaban deseando pronunciar.

Quién sabe hoy, tantas tardes después, dónde acabaron aquellos seres de tinta sobre papel. Si quizá se cerró el círculo y su historia concluyó del mismo modo que empezó, a trompicones y gracias a un juego del destino sin demasiada trascendencia.
Aunque, y más tratándose de ti, tal vez, como ocurre en contadas ocasiones, sea esta una de esas historias compacta y sin fisuras, rematada con un punto redondo y brillante al que yo de seguro me aferraría desesperadamente lectura tras lectura.
Porque quienes vivimos devorando magia píxel a píxel, los adictos que aspiramos toneladas de humo impreso cada día, deseamos que no acaben jamás aquellas construcciones perfectas, que se eternicen las cosquillas que en el paladar nos hacen todos esos ramilletes de letras.

Hoy me he despertado pensando en tus treinta páginas llenas de cetáceos, en aquella explosión de vida del octubre pasado, y en si hoy serán ellos los que estén moribundos en algún archivo de título provisional, esperando ese punto final que les de la inmortalidad de la que sólo gozan los relatos que merecen la pena.

Como los que tú escribes.

Anuncios

12 pensamientos en “delfines moribundos

  1. misscalamar- bueno, esto no va expresamente para ti, pero anda que no me he quedado yo colgada de tus puntos y comas y de las interrogaciones, las esquinas de las casas blancas de tu Vejer y de todas tus cositas pequeñas que se inflan en la cabeza como las palomitas de maíz en la sartén. Pa´ti también vale. Guapa.

    cocano- ¡ay! esa mala vida y sus días después…

    cambiocuentosporglobos- es una mezcla entre tristeza porque acaben, felicidad por disfrutar de algo así y (para que engañarse) envidia sana e insana de juntaletras aficionado. Lo que a veces hago es deletrear las últimas líneas, para alargar su final un poco más.

    bicos para los tres

  2. Yo paro, miro hacia otro lado, muevo los dedos de los pies… inspiro, continuo leyendo un poco mas y antes de acabar me preparo para el final… si me ha gustado mucho, generalmente con mas tristeza que alegria. A veces releo alguna cosa qu eme llama especialmente la atención y si es un libro… me quedo pensando que podre leerlo otro dia si quiero. Pero nunca lo hago. Con las peliculas tambien me pasa, si la he visto una vez no tengo interés en volver a verla, pienso que hay otras, que me pueden gustar igual o mas y seria como perder el tiempo.

    Besos

  3. Porque quienes vivimos devorando magia píxel a píxel, los adictos que aspiramos toneladas de humo impreso cada día, deseamos que no acaben jamás aquellas construcciones perfectas, que se eternicen las cosquillas que en el paladar nos hacen todos esos ramilletes de letras.

    Amén, hermana. Amén. 😛

    ¡¡Qué bonito y qué nostálgico!! Me ha encantado.

  4. La mala vida, hija, la mala vida… Para una noche que pierdo el sueño… Con lo mal que llevo lo de madrugar este año!! Que sepas que al post le he puesto una estrellita de esas que se pueden poner ahora, olé.

  5. poedia- te cuento un secreto, yo leí el comentario esa misma noche, pero para no descubrirme contesté al día siguiente. Tengo una imagen de niña buena que mantener!!

    cocano- lo de las estrellas y los favoritos a mí se me escapa… tendremos que investigar

    bicos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s