Cuerpos polares*

Se han cubierto de carámbanos aquellos sueños de infancia, con los nudillos erosionados por las inclemencias y esas ojeras del azul de una lengua glaciar marchitando la alegría de tus casi treinta años. Constelaciones de icebergs taimados atraviesan una mirada a la deriva y treme el suelo al sentir como se agrieta, desde lo más hondo del pecho, tu corazón escarchado y quebradizo.

Con la mente envuelta en nieves perpetuas, el sopor previo a la tragedia expande los minutos como si fuesen siglos, diluyendo tus alegrías pasadas hasta reducirlas a suspiros anecdóticos, a los delirios de quien está perdido en una ventisca confusa de la que no espera salir vivo.

El Círculo Ártico se despliega bajo tus pies sin posibilidad alguna de que encuentres un elixir milagroso que te haga regresar a las jornadas bañadas por un tibio sol de medianoche. Te desmoronas y no hay barreras que puedan frenar un alud que procede de tu interior mismo y se precipita por entre las piernas arrasándolo todo.

Encierras en tus entrañas un gélido aliento polar, una tormenta de hielo. Irrigada está tu carne por unos vasos violáceos por los que no fluye sangre sino muerte y un vientre yermo que sólo es capaz de producir espejismos boreales que suplan aquella señal probatoria de tu feminidad.

Es tu cuerpo un témpano compacto en que nada puede germinar. Ahora lo sabes. La certeza se ha transformado en una realidad atrapada bajo el peso de un diagnóstico innombrable. Te sientas en el sofá mirando por la ventana, esperando que él vuelva y así explicarle el doble significado de ciertos signos que se prestan a equívoco.

Permaneces inmóvil, congelada, permitiendo que la luz del atardecer te retrate en un sepia victoriano, rezando para que con su caricia derrita tus polos e impida que te conviertas en terreno baldío prematuramente.


*cuerpo polar- cada uno de los corpúsculos resultantes de la ovogénesis humana, que son inservibles. En cada proceso meiótico normal se obtiene un ovocito fecundo (óvulo) y tres subproductos de desecho (cuerpos polares). En ciertos casos todos los ovocitos resultantes pueden ser polares.

Anuncios

8 pensamientos en “Cuerpos polares*

  1. a ver, mamporrero ya ha hecho el chiste que iba a hacer yo y honey el comentario serio. Qué digo yo?
    No estudies tanto y estate atenta al cartero 😉 éste no creo que llame dos veces.
    bss

  2. Con la fuerza de este relato me has hecho volver a pensar en una de nuestras grandes contradicciones. Nos derrumbamos muertos de miedo si sospechamos nuestra inutilidad, mientras dedicamos gran parte de nuestra adoración a la estética de lo inútil. Cuerpos polares, hermoso nombre para un desecho.
    Bicos e parabéns polo artigo.

  3. mamporrero- es que en mi piso la calefacción es radial y tenemos prohibido encenderla so pena de pagar la factura de la luz… que podría ser astronómica, claro…

    honey- como máximo te permito ser barbecho, de esos que dentro de una temporada volverán a ser campos de cultivo. 🙂

    sansar- ya voy por la 230, que lo sepas

    milady- lo útil, lo bello y lo verdaderamente esencial pocas veces suele confluir en un mismo objeto. Cuando lo hace es de esas cosas que no pueden dejarse escapar.

    alicia- aquí aún luce un solecito fantástico, no parece noviembre, ni Santiago…

    bicos a repartir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s