Estadística y fe

Experimento crucial – Permite poner a prueba simultáneamente dos o más hipótesis mútuamente excluyentes, de forma que, para que una quede confirmada, todas las demás deberán ser rechazadas. Se toma todo el universo de causalidades posibles por no poder desechar ninguna a priori.
Este tipo de trabajos, en el terreno del comportamiento humano, no dejan de ser utópicos, ya que es imposible abarcar todas las hipótesis subyacentes que cuentan con poder explicativo sobre los fenómenos psicológicos complejos. En la mayoría de casos son innumerables.
Por ello debemos contentarnos con hacer inferencias y asumir el grado de incertidumbre que el estudio de la mente humana conlleva.


Metodología de la investigación en ciencias del comportamiento. Recopilación fundamental de términos.



Siempre con la indeterminación a vueltas, con la parte sombreada, las dudas razonables y las irracionalidades. Te acercas a lo empírico, a lo que no tiene vuelta de hoja, lo que promete ser analítico, exhaustivo y cuantificable hasta el último detalle. Esa disciplina que no deja cabos sueltos ni exige saltos al vacío.

Y después de 400 páginas de “ciencia” reaparecen las incertidumbres, con esa salvedad de que al centrarse en una variable es imposible que por los ángulos muertos no se nos escabullan un buen puñado de posibles respuestas.
La vieja cantinela de que el ojo nos traiciona y la mente distorsiona, con aquello de que sólo la sensación en el órgano periférico es pura, que la percepción cortical está contaminada y las conclusiones siempre corrompidas por los insidiosos tentáculos de los prejuicios y expectativas.

En dogmas y axiomas indemostrables se basa un gran castillo de naipes cuyos defensores se enfrascan en mejorar la técnica, los métodos de cálculo y una retórica propia para disertar sobre la nada.
Barbudos que han hecho del reduccionismo una religión, del comportamiento y el pensamiento un grupos de impulsos, de la evolución un aprendizaje por asociación y de las reacciones metabólicas la justificación para (casi) todo.

Científicos que después de tanto calcular, de tanta analogía, tanta teoría y trabajo de campo tienen que rendirse a una misma conclusión universal: no se puede estar seguro de nada, todo es cuestión de creer, confiar en los datos: de conservar la fe en la ciencia.

Anuncios

16 pensamientos en “Estadística y fe

  1. Si no fuera así (si se pudiera estar seguro de todo en las personas), los seres humanos no seríamos seres humanos, seríamos robots… Nunca un modelo o una fórmula, por complejos o sofisticados que sean, pueden reflejar la realidad; ésta siempre los superará (yo pensaba esto cuando estudiaba econometría -maldita econometría- en la facul, pero veo que en psicología también pasa 🙂

  2. ¿Verdad o método en las ciencias humanas? ¿Por qué asusta la incertidumbre? ¿Cuál es el camino para formular las mejores preguntas? ¿Creer que es objetivo lo que pensamos y dejar de cuestionarlo?
    La tierra… ¿es plana?
    Pues el Hombre…

  3. ya, ya, ya… la incertidumbre es inherente a la vida, el comportamiento humano y etc, etc… pero comprenderás que después de un muestreo aleatorio por conglomerados, una fase de pretest, medidas repetidas periódicamente en el test, varias a lo largo del post-test por medio de diferentes métodos, seguimientos a medio y largo plazo, tratamiento de los datos, análisis estadísticos que depuran los resultados y que ofrecen tablas de resultados repletas de índices a propósito de como se relacionan las variaciones entre diferentes variables y como correlacionan, entenderás que “parece” que nos especializamos en la técnica sin pensar realmente en el trasfondo…

  4. Es que la psicología está a medio camino. Es ciencia humana que toma por modelo a las ciencias naturales. Utiliza las mismas herramientas, pero no alcanzará los mismos fines. La teoría de la comprensión en ciencias humanas no se corresponde con el modelo vectorial de las ciencias de la naturaleza, sino con el modelo del círculo hermenéutico, que es, en el fondo, un círculo vicioso que se expande a medida que crecen nuestras expectativas de sentido, y que varía según reparamos en que no podemos zafarnos de los “insidiosos tentáculos de los prejuicios y expectativas” (y lo cito porque me gusta cómo lo has dicho). Asumir que el prejuicio modifica nuestra comprensión te pone un paso más cerca de la verdad, que tiene la forma de un horizonte: se desplaza con nosotros a medida que caminamos hacia ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s