Morir está prohibido

Enloquece si así lo deseas. Rompe con todo, destroza, aráñate la piel, deja que brote la sangre, que rueden las lágrimas por tus mejillas. Considera el suicidio, el salto definitivo; piensa en dejarlo todo, rendirte y asumir que has fracasado. Pierde las fuerzas, las ganas de vivir, la ilusión que te invadía cada mañana y cámbiala por un desdén absoluto, por la indiferencia y deferencia hacia el resto del mundo. Conviértete a la nueva religión de los cínicos, de los depresivos melancólicos y los delirantes nihilistas.

Asume tu condición de ser insignificante, rastrero y anodino como cualquier otro insecto del jardín, de un planeta que forma parte de un sistema mayor, de una galaxia y de todo un universo al que no le importa lo más mínimo lo que te pase.
Convéncete de que no vales nada, de que eres menor que una mota de polvo, sujeto prescindible, invento que nunca sirvió para nada, que se quedó perdido en algún trastero junto con ruedas de repuesto de coches que son ahora chatarra.
Asume lo fútil de tu vida, de tus palabras y los pensamientos que encierras en tu cabeza. Despierta y abre los ojos para ver que no vales tanto, que el mundo gira a pesar de que quieras frenarlo y que por más que grites se ahoga tu voz en el ruido del mar, en el rumor de los pinos al cimbrearse con el viento.

Ahora que eres la nada, ahora que estamos de acuerdo en que simplemente no eres, que no cuentas, que no tienes poderes sobrehumanos; ahora, dime si es tan importante lo que te ocurra, si es tan grande tu tragedia, tu dolor, tus tropiezos y aquellos impulsos mal dirigidos que te hacen estrellarte contra las mismas paredes una y otra vez.
Dime si es entonces tan terrible que no seas perfecta, que falles, que te equivoques y se trabe tu lengua al hablar. Si la tierra se abre bajo tus pies cuando descubres que has fracasado, o si hoy no amaneció por tu causa.

Nada de eso ha ocurrido. La vida sigue, el verano se va calentando y las moscas hacen acrobacias aéreas sobre tu cabeza. No eres la protagonista de una película, y ni siquiera ésto sigue un guión razonable.
Así son las cosas en este punto; un lugar que ni siquiera es un punto único, es una línea, o puede que algún tipo de red de tejido complejo, dinámico, cambiante y con múltiples opciones.
Eres la más absoluta nada, la insignificancia rodeada de posibilidades, de caminos no elegidos, y deseos que todavía no has formulado. Un traspiés no le importa al mundo, no lo destruye ni lo trastoca; así que tampoco debería torturarte a tí, no demasiado, no más de lo necesario.

Anuncios

15 pensamientos en “Morir está prohibido

  1. sansar- vale, vale.. única sí, pero a ver si dejo de mirarme tanto el ombligo y compadecerme, que es un asco…

    am_zoo- me los mando por correo postal, escritos con pluma, en un sobre sepia supermono y con un lacre rojo sellado por detrás…

  2. también es necesario un tiempo para mirarse el ombligo, mientras sólo sea un tiempo y no una eternidad.Así que ya sabes, aprovecha!!! de paso puedes hacerte un piercing…jeje ánimos y bessosss

  3. Generalmente el problema viene (creo) cuando confundimos “el” mundo con “mi” mundo. A mí me ocurre a diario.

    “El” mundo puede seguir completamente intacto observando sentado, fumándose lentamente un cigarro, cómo “mi” mundo se rompe en pedazos.

    Lo bueno (o lo malo, según se mire) es que soy más terca que él, y siempre acabo pegando de nuevo los pedazos.

    Un beso.

  4. Deberíamos mirar alrededor nuestro mas a menudo y darnos cuenta que nuestras vidas no están tan mal, pero creo que es nuestra condición,no estar contentos casi nunca con lo que tenemos.
    Este es uno de los que guardo para cuando me olvido del resto del mundo y solo pienso en mi
    petonets

  5. Hoy te recomiento del Gran Saltom film de los hermanos cohen, con Tim Robins de protagonista, una pelicula fresca, desenfadada y profunda al mismo tiempo. Supongo que ya la habras visto pero una revisión nunca esta mal en dias como hoy.

    Un beso, todo fluye…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s