Pensamientos encadenados

Soy un montón confuso de fuerzas plenas del infinito
que tienden en todas direcciones hacia todos los lados del espacio,
la Vida, esa cosa enorme, la que todo lo toma y todo lo une
y hace que todas las fuerzas que rabian dentro de mí
no pasen por mí, no rompan mi ser, no partan mi cuerpo, me precipiten, como una bomba que estalla
en sangre y carne y alma espiritualizadas hacia las estrellas,
más allá de los soles, de otros sistemas y de los astros remotos.
(…)
Soy una llama que asciende, pero que asciende hacia abajo y hacia arriba,
asciende hacia todos lados al mismo tiempo, soy un globo de llamas explosivas que lo busca a Él y quema
la costra de mis sentidos, el muro de mi lógica,
mi inteligencia limitadora y helada.

Dentro de mí están presos y atados al suelo
todos los movimientos que componen el universo
la furia minuciosa de los atomos,
la furia de todas las llamas, la rabia de todos los vientos, la espuma rabiosa de todos los rios que se precipitan.

Soy un formidable dinamismo obligado al equilibrio de estar dentro de mi cuerpo, de no transbordar de mi alma.
¡Ruge, estalla, vence, rompe, rimbomba, sacude, vibra, tiembla, espumea, sopla, viola, explota,
piérdete, trasciéndete, circúndate, vívete, destroza y huye, sé con todo mi cuerpo el Universo y la vida,
incendia todo mi ser con todas las lumbres y las luces,
traza con toda mi alma todos los relámpagos y fuegos,
sobrevive a esta vida estallando en todas direcciones!


Poesías, Álvaro de Campos – Fernando Pessoa


Merodean los versos por mi mente. Tonteo con la idea, con un manojo de gestos que actúan como interruptores y llaves de paso. Con el vísteme despacio que tengo prisa; con el desvísteme deprisa para hacérmelo despacio.

Música que activa nódulos, conexiones, oscilaciones moleculares, balanceos y unas ganas salvajes de tenerlo todo y perderlo en unos segundos. Se me abre el apetito, un hambre voraz de lobo en busca de corderos, de acecho y caza, ataque y perdición.

Bebo sin control para tratar de ahogar la sed metafórica, la boca seca que imagino y el regusto amargo en el paladar. Nada me calma; gravitan a mi alrededor las cosas, pero no las veo, sólo enfoco mis pupilas en mí, en el agujero negro estelar que como un gran desagüe me consume, por donde me sumo, me subsumo y me hundo con un gemido sordo.

Quedo sólo yo, sólo el universo, el caos y la energía desbordante fluyendo a borbotones por cada poro; expandiéndose por toda la habitación, invadiendo los sentidos, confundiendo las sensaciones y los colores en un único latir, en un pálpito de deseo desbocado.

Anuncios

11 pensamientos en “Pensamientos encadenados

  1. Por una vez, reconozco que no está mal!! Me gusta especialmente lo de que soy un montón confuso de fuerzas plenas del infinito…aunque yo le quitaría “del infinito” porque abarca demasiado.

  2. ” …desvísteme rápido para hacérmelo despacio” jejeje, es usted una señorita pícara.

    Unos se expanden otros se comprimen y en el camino se descomprimen.

    Saludos

    Pd siento lo del meme

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s