Las olas

Ha caído al suelo mi libro, relleno de frases. Yace bajo la mesa, para que lo barra la señora de la limpieza cuando llegue cansadamente al amanencer buscando papeles rotos, billetes de tranvía usados, y aquí y allá una anotación hecha una pelota y dejada conla basura para que la barran. ¿Qué frase describe la luna? ¿con qué nombre tenemos que llamar a la muerte? ¿y cuál es la frase para el amor? No lo sé. Necesito un lenguaje elemental como el de los amantes, palabras sencillas como las que usan los niños cuando entran en una habitación y se encuentran a su madre cosiendo, y cogen un retal de lana luminosa, una pluma, un hilo de cretona. Necesito un alarido, un grito.
(…)
Nada pulcro. Nada de lo que se posa sobre el suelo con los pies. Ninguna de esas resonancias y agradables ecos que rompen y campanillean de nervio en nervio en nuestros pechos, haciendo una música atrevida, falsas frases. He terminado con las frases.


Las olasVirginia Woolf

Un libro que cayó desde una estantería a mis pies en una tienda hace años, y que hoy he ido a buscar para releer, para repasar mis recuerdos; refrescar su forma de escribir y mi manera de entenderla, puede que buscando cierto tipo de referente, aunque aún no sepa para qué.

Anuncios

8 pensamientos en “Las olas

  1. Todas las mañanas me tiraba al suelo de la sala, vigilando su puerta. Para que no me viera bajaba las persianas y corria las cortinas. Cuando salia a la puerta mi corazón daba un vuelco. Corria al pasillo, agarraba mis libros y me perdia en otras historias. Capitulo a capitulo dejaba de ser yo para mostrarme como un falso personaje de novela gotica. Asi hasta que me convencí que YO era un sueño.

  2. Si buscas lenguaje elemental y palabras sencillas igual te puedo ayudar, je,je,je,,, Te ha pasado igual que al protagonista de “La sombra del viento”. Es una historia preciosa, por si no lo has leído.

  3. nick- creo más bien en que los libros son los que nos salvan y no al contrario. Ellos ya han alcanzado la eternidad.

    pedroperico- yo leía con una linterna bajo las mantas, historias de miedo, de Poe o King (ya sé, ya…) y después me tenía que quedar allí toda la noche porque no me atrevía a sacar la cabeza fuera hasta la mañana siguiente. Gracias por pasar.

    sansar- pues nada, otra cosa….

    m- lo elemental es muchas veces lo más complicado, nos perdemos en florituras. Leí “La sombra…” un verano, pero es de esos en que yo cambiaría cosas de la historia, en fin.. reminiscencias de aquellos libros de “elige tu aventura” jejeje

    bicos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s