Cruce de caminos

No somos disparados a la existencia como una bala de fusil cuya trayectoria está absolutamente determinada. Es falso decir que lo que nos determina son las circunstancias. Al contrario, las circunstancias son el dilema ante el cual tenemos que decidirnos. Pero el que decide es nuestro carácter.
José Ortega y Gasset (1883-1955) Filósofo y ensayista español.


Si he de seguir, seré sincera conmigo misma. Afrontando la realidad de quien soy, de lo que estoy haciendo. Puedo buscarme salvoconductos, apuntar excepciones y decir que la responsabilidad no es mía, pero en el fondo de mi cabeza resuena el reproche de una institutriz enfadada repitiéndome que las consecuencias de mis actos son mi responsabilidad.

Responsabilidad, palabra de demasiadas letras para ser ligera, losa que proyecta una larga sombra de la que no logro escapar. Busco coartadas, hago fintas para esquivar mis propias miradas acusadoras en el espejo; sonrío, me vuelvo hiperactiva, verborreica incontrolable e histriónica a tiempo parcial.


A solas me desinflo. Languidezco pensando en como salir de este laberinto interpersonal. Vuelvo sobre mis pasos, para tratar de ver la frase o copa justa en la que mis emociones se convirtieron en sentimientos elaborados y conectados a ideas y ensoñaciones. Quiero encontrar ese punto en que el cosquilleo en el estómago dejó de llamarse deseo y paso a colgarse la incómoda etiqueta de la atracción. Estandarte que añade un elemento con nombre y apellidos a la ecuación antes de incógnita sin rostro ni mayor importancia.

Diferencias sutiles para cualquiera, pero sustanciales para mí. Ahora no resulta un instinto, algo que puedo achacar a la biología o las subidas hormonales, ya no. Es algo consciente y meditado, con un objeto específico en unas condiciones determinadas y bien conocidas. Por más que me empeñe en tachar de mi lista las preguntas cuya respuesta no quiero oír, las conozco ya, y no puedo ignorarlas para siempre.


En el fondo, a pesar de las capas de relativismo que me atreva a vestir, mis ideales pesan; la idea de lo que está bien o lo que está mal se cuela en mi cabeza, me interroga, me sienta frente a mis principios y me hace escoger.

Puestos en una balanza, sé quien ganará, lo que a la larga me (nos) conviene, y me permitirá dormir con la conciencia más tranquila. Suspiro. La decisión más inteligente me reconcilia conmigo misma, frena mi escapada hacia delante perpetua, girando el timón bruscamente, volviendo a puerto antes de zozobrar.

Vivir es elegir, crecer es renunciar, y aunque me gustaría seguir siendo pequeña y egoísta no puedo ignorar las leyes del universo por más tiempo.

Anuncios

20 pensamientos en “Cruce de caminos

  1. De acuerdísimo, al final somos los reponsables, y somos tan responsables de buscar la estabilidad y/o un escape, como de buscar concientemente la locura y la insensatés, el equilibrio entre sentir y pensar.

    Mil abrazos.

  2. que consejos de adulto responsable me estás dando… por si no queda claro, que la decisión está tomada, carpetazo, punto y aparte.

    el perro recién bañado no necesita cosquillas, solo matapulgas/garrapatas, que es mala época
    bicos

  3. descooooo… el terror de las pulgas y de las leyes del universo.
    tú toma tus decisiones y da tus carpetazos, pero en lunes, que hoy es viernes, que es fin de semana (es lo más adulto que me sale at this very moment).

  4. Claro… entiendo, esas matemáticas muy rara vez son sustentables, percibo los matices de una situación así, solo que yo tambien me acuerdo de las palabras de la institutriz de vez en cuando ,y, en alguna plática con ella recuerdo que la responsabilidad aplica a todo, a la cruzada valiente, a la retirada inteligente, y, en algún momento regresó a mi el tema de que la responsabilidad aplica a todo, hasta a los descuidos.

    En particular soy de la misma idea en estos casos de ecuaciones muy plurales, salir, salir, salir, guardar lo positivo, y reirse de lo malo hasta que solo se desaparezca, en fin, y como nos recordara el buen Frost, seguir adelante, que al fin nunca falta un loco en la coctelera para intercambiar los puntos de vista del proceso

    saludos enormes.

  5. laluz- las decisiones tengo que tomarlas cuando me veo con fuerzas, si me dejo tiempo me echo atrás, pido cinco minutos mas en cama…

    musicaligera- por ahora me quedo parada un rato, recuperando el aliento y la compostura… falta me hace…

    bicos

  6. yo no sé que significa híspida o hiporística, ahora lo buscaré, y tampoco utilizo mucho del vocabulario que usas Desco, pero conforme iba leyendo, se me iban abriendo los ojos, e iba entendiendo.
    Vivimos eligiendo, pero a veces tenemos que renunciar para reconciliarnos con nuestras conciencias, pero ahí está mi eterna duda,
    ¿ no habrá una posibilidad para no tener que renunciar?
    petonets

  7. en estos momentos soy un revuelto de cosas… todas mezcladas y al fuego. Miedo me doy; me pasaré un fin de semana ajetreado justo ahora que quiero meterme en cama y dejar que llegue el lunes, el martes….
    bicos

  8. alicia- hoy se me cuela todo el mundo…
    no se pueden conciliar según que cosas. Cuando ya sabes como terminará todo, es mejor ser valiente (o muy cobarde, según se mire) y previendo el golpe, frenar antes, aunque te mueras por disfrutar unos segundos más de esa carrera frenética.
    Es prevención terciaria, para paliar daños y evitar que todo empeore para uno mismo y los demás.

  9. Genial… La frase de Ortega y Gasset, y lo escrito por vos… Es cierto, nos cuesta aceptar las leyes del universo; y creo que ser egoísta es el camino más fácil, el más mediocre, por decirlo de alguna forma. Me gusta que te enfrentes con la realidad, que no es otra que la que está dentro de uno mismo decía Hermann Hesse,, Un saludo!

  10. Vivir es elegir, crecer es renunciar… y todo es ser valiente y hacerse fuerte. ¿Porqué pensaremos con la cabeza y amaremos con el corazón? Si fuera al revés, no seríamos todos más felices? Una prudencia muy sabia, desco. Jodida, y difícil, pero sabia… Animos.

  11. dondehabitaelolvido- la realidad acaba alcanzándote, tarde o temprano, por mucho que uno se esconda….sólo he preferido no posponerlo

    maite- seríamos más aburridos, más previsibles y calculadores, siempre sobre seguro…. la prudencia y contención es lo mío, lo tengo dominado

    bicos

  12. Cada segundo de nuestras vidas hemos de elegir, lo más curioso es que no podemos no elegir, porque aún no eligiendo, ya estás eligiendo algo.

    Vivimos una libertad fingida, pero tú eres más lista que un conejo (Como diría Helena).

    Pero una cosa está clara, como dice Miss Calamar, hagas lo que hagas, estará bien.

    Fuerza y honor.

  13. madeleine- no estoy muy convencida de que tengas razón, la felicidad no es única, no depende solo de una decisión…

    maría- gracias, gracias, si en el fondo sé que hago las cosas bien, aunque no me guste mucho ahora mismo

    nick- más que un conejo?? no sé excavar madrigueras…. 😉

    bicos

  14. Cada persona es un mundo, Sta Desconocida, hablaba sólo por mí…, en mi caso resultó…, y he sido muy feliz. Espero que tú tengas también buena suerte y que cuando decidas sepas vivir con lo que elijas. Un saludo. Señora Nostalgia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s