Ceguera, o la tragedia de ser lectores adultos

Era Ende un escritor para niños, como si eso supusiese un agravio.
Los niños son los únicos capaces de adentrarse en las páginas de los libros y dejarse envolver, olvidando la sintaxis, la prosa o las traducciones más o menos acertadas. Se centran en lo importante, en porque Alicia no encuentra el modo de atrapar al Conejo Blanco, si Fantasía se salvará al fin, o si Gerda conseguirá encontrar a Kay y alejarlo de la mujer que se lo llevó…Hay muchos libros infantiles que aún conservo, y es a ellos a los que más frecuentemente vuelvo para releer.

Pequeñas muestras:
«La fantasía es una fuerza anárquica en las vidas humanas, que está constantemente creando nuevas cosas, empuja todo lo estático, y cambia los sistemas de valores. Este fenómeno aterroriza a los adultos, quienes no quieren cuestionarse el orden existente. Porque la mayoría ya no tiene esa fuerza interior. Los niños, por otra parte, aman esta energía creativa y la sienten como su elemento natural».
Michael Ende de la A a la Z (Ana Garralón)

” Mi existencia es incompresible y ridícula. Pero nunca estuvo a mi alcance poder elegir otra. Uno no deja de ser quien es. La libertad existe siempre sólo en el futuro. En el pasado ya no se puede encontrar. Nadie puede escoger otro pasado. Todo lo que sucede tenía que suceder como sucedió. A posteriori todo es inevitable, a priori nada.
Lo único que importa es despertar del sueño. A pesar de todo, corremos detrás de la libertad, no podemos hacer otra cosa, pero la libertad camina siempre un paso por delante como un espejismo, existe siempre en el próximo instante, siempre en el futuro. Y el futuro es oscuro, una pared negra, impenetrable ante nuestros ojos.
No, pasa entre nuestros dos ojos, a través de la cabeza. Estamos ciegos. Cegados por el futuro. No vemos nunca lo que está ante nosotros hasta que nos rompemos la nariz contra él. Vemos sólo lo que hemos visto ya.
Es decir, nada. ”

Michael Ende
El espejo en el espejo. El laberinto (fragmento)

5 pensamientos en “Ceguera, o la tragedia de ser lectores adultos

  1. Eso me ha recordado a una frase de Robin Williams q decía q no entendía xq le acusaban de hacer películas solo para niños como si eso fuera malo

    Y apunto el libro. Solo he leído como casi todo el mundo La historia interminable y fue hace mucho, mucho tiempo

  2. A mí me ha gustado siempre M. Ende: Momo, La Historia Interminable, El Ponche de los Deseos…
    Lo bonito de los cuentos destinados a los niños es lo mucho que se puede aprender de ellos. Siempre tienen moraleja. Hay muchas veces que los adultos deberíamos aprender de ellos.
    Saludos

  3. Los libros para niñ@s hablan de los mismo que los libros para “mayores”. De inseguridades, miedos, amor, ilusión, desesperanza… sólo cambia la manera de expresarlo, y muchas veces la simplicidad es más certera.
    Por eso hay que releer lo que leímos de pequeños. Es realmente estimulante.
    Y a mi también me encanta Michael Ende. Roza la genialidad.
    Aún hoy sueño con la “Nada” que se extiende y se traga a mis gatas…

  4. Recopilacion de lecturas infantiles de relectura deseable: Andersen completo, Lewis Carroll (que yo creo que nunca fue del todo para niños) el imprescindible Principito de Saint Exupéry y una debilidad personal por los cuentos de Wilde (el ruiseñor y la rosa y sobre todo el principe feliz)

  5. Ende es un narrador fabuloso, pero yo siempre he tenido algo de miedo a releer las obras que me maravillaron de pequeño. Miedo a no poder revivir la magia. Quizás me lo debería quitar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s